FANDOM


Bang Freiheit, conocido también como Van Flyheight por la versión estadounidense, es el personaje principal de la primera serie de Zoids, Zoids.

HistoriaEditar

Bang nació y se crió en el pueblo de colonia Wind. Tiene una hermana mayor llamada Maria, y su padre, Dan Freiheit fue muerto cuando él era niño, defendiendo la colonia Wind del ejercito imperial. Nunca se menciona a su madre.

Al comienzo de la serie, Bang se ve perseguido por un bandido que pilotea un Guysack en unas viejas ruinas. En el interior, se encuentra con dos capsulas. Al abrir una, descubre un organoide. Aunque hostil al principio, Bang es capaz de controlarlo y lo nombra Sieg, en recuerdo del Zoid de su padre.

Cuando el Guysack ataca, Sieg logra derribarlo y lleva a Bang hasta donde se encuentra un Shield Liger destruido. Para sorpresa de Bang, Sieg trae de vuelta a la vida al Shield Liger y Bang es capaz de luchar contra los bandidos. Después Sieg lleva de regreso a Bang a las ruinas, y juntos liberan la segunda cápsula, que contiene a una niña, y Bang decide llevarla hasta su aldea. Aunque no es capaz de recordar nada, ella dice la palabra "Fine" justo en el momento en que preguntan por su nombre, por lo que Bang decide llamarla así. Mientras, el pueblo es atacado por bandidos que quieren capturar al organoide, y al no hallarlo secuestran a su hermana María. Bang va tras ella, y derrota a los bandidos. Más tarde decide irse con Fine y Sieg, sabiendo que así su pueblo no volverá a ser atacado de nuevo. Este es el comienzo de sus aventuras.

Y para especular de la continuación de su vida y en vista del notorio afecto que Bang siente por Fine, el cual va aumentando a medida que pasa la historia, Bang decide dedicarse a proteger a Fine donde Bang le dice que no quiere vivir sin ella nunca mas y ella por su parte le dice lo mismo, ellos deciden buscar un lugar tranquilo, terminando juntos en la colonia Wind, donde vivieron tranquilos por el resto de sus vidas con Sieg.


CuriosidadesEditar

  • La popular frase de Bang; "Sansakigus", fue creada cuando se realizaba el doblaje debido que al momento de realizarlo sobraba movimiento de la boca, por lo cual al actor de doblaje Pablo Ausensi se le ocurrió crear esta frase para compensarlo.

GaleríaEditar